El proyecto Blue Dog

por | 0 Comentarios

Cada vez son más los hogares en los que conviven perros con bebés y/o niños pequeños. A veces, los bebés llegan a un hogar con perros y en otras ocasiones los padres deciden introducir una mascota en casa para enriquecer el ambiente en la crianza de su hijo o completar la familia. En cualquier caso, es muy importante controlar las interacciones entre nuestro perro y el pequeño del hogar para así prevenir los accidentes por mordeduras caninas dirigidas hacia niños pequeños.
Niños y perros. Imagen 1
Niños y perros. Imagen 2
Niños y perros. Imagen 3

La literatura científica publicada hasta el momento muestra que los niños son víctimas por excelencia de los accidentes por mordedura de un perro durante las actividades diarias y, en la mayoría de los casos, debido al propio comportamiento del niño.

Por este motivo resulta importantísimo educar a padres, hijos y familiares allegados a controlar las interacciones de nuestro pequeño con nuestro peludo. Aunque pueda parecer gracioso, ciertas situaciones entre los niños y los perros pueden ocasionar un contexto verdaderamente arriesgado dado que la percepción del perro respecto a la situación puede ser diametralmente opuesta a la nuestra. De esta forma, abrazos excesivamente intensos, niños que gatean junto a la comida, juguetes o zona de descanso de nuestro perro, niños que se suben a “caballito” sobre el animal o que les tiran de las orejas y la cola pueden suponer una amenaza para el perro de la que, desgraciadamente, siente que tiene que defenderse.

Mirad el vídeo que os muestro a continuación y pensad cuáles os parecen que generan riesgo y cuáles no. Mejor si nos reímos todos verdad? Incluídos los peludos:

El mejor consejo que puede darse en estos casos para garantizar la seguridad de nuestro pequeño es limitar las interacciones perro-menor  exclusivamente a las que son supervisadas por un adulto. Esto significa que un adulto está observando directamente la interacción. Mientras un adulto cocina, prepara el baño, habla por teléfono o limpia la casa no se consideran interacciones correctamente supervisadas.

Por otro lado, tenemos el polo opuesto. Suelen ser l@s abuel@s las protagonistas de estas situaciones. Nos encontramos con familiares que siempre que el perro se acerca al pequeño gritan, castigan o se dirigen al perro en tono brusco. Esto puede generar una asociación negativa para el perro en relación a acercarse al niño por lo que podemos estar intoxicando la relación entre perro y niño.

Aunque se han desarrollado programas en Europa para prevenir la agresión a niños pequeños, como Prevent a bite, estos no están avalados por investigaciones científicas que estudien la forma en que se relacionan los niños y los perros.

Por ese motivo, el objetivo de The Blue Dog es crear una herramienta de prevención de mordeduras para las familias con niños pequeños, mediante un proyecto multidisciplinar que involucra a veterinarios etólogos, psicólogos, pediatras y miembros de la Hogeschool Gent.

The Blue Dog project persigue educar a padres y a niños a partir de cierta edad para controlar las interacciones con el fin de reducir el riesgo de accidentes por mordeduras. Este proyecto ha demostrado tener un efecto muy positivo en la reducción de los accidentes por mordeduras de niños mayores a 2 años por lo que recomendamos muy mucho a todos los padres que recurran a este tipo de herramientas para educar a sus hijos.

Hay que generar concienciación por la salud de nuestros pequeños. Si conoces algún padre o madre temerario comparte esta información con él e invítale a informarse un poco sobre el tema.

Fuente:

  1. Dog bite prevention. How a Blue Dog can help. Tiny de Keuster, Isabelle de Cock, Christel Moons.

Enlaces:

  1. Compra el CD.
  2. Material para profesores de escuelas.
Si te ha gustado, comparte. ¡Gracias!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Curso de Etología para Auxiliares Veterinarios

Si eres auxiliar veterinario y quieres aprender a manejar animales con técnicas de manejo low stress y asesorar a propietarios sobre el comportamiento de su mascota, reserva tu plaza.

Regístrate ahora